OPINIÓN: Puebla y sus campañas de lodo y estiércol

Lo que hemos visto en estas dos semanas de campaña, se reduce a spots de ataques, discursos de difamación y una implacable guerra sucia.

Alquimia del Poder

En Puebla nos preguntamos. ¿Dónde está el sensor que nos señale el alcance real de las propuestas, que hasta ahora tienen los tres candidatos punteros? Martha Érika Alonso de Moreno Valle, Miguel Barbosa y Enrique Doger.

Lo que hemos visto en estas dos semanas de campaña, se reduce a spots de ataques, discursos de difamación y una implacable guerra sucia, que se ha focalizado en la vida personal de los contendientes.

Mientras algunos hablan del Movimiento Anti-reeleccionista, otros se victimizan acusando violencia política y otros más, niegan su presunto enriquecimiento ilícito. En tanto, los ciudadanos son sólo espectadores de una batalla campal, donde poco se habla y se aterriza acerca de un proyecto de gobierno para Puebla.

Los tres principales candidatos, Barbosa, Martha y Doger, no la libran cuando hablamos de esos temas escabrosos que lastiman a la sociedad poblana.

La incongruencia está a la vista, vemos a un Barbosa amparándose en la ola de Morena para avivar el fuego, y seguir así con la desgastante campaña de estiércol en la que ya está participando de lleno.

Muchos tenemos memoria, y hace unos años quedó la imagen intacta de una gira por Tehuacán, donde ex-gobernador Rafael Moreno Valle rindió homenaje al entonces Senador, e incluso se le fotografió empujando la silla de ruedas de quien hoy es su acérrimo enemigo político.

En tanto Martha Érika Alonso habla de violencia política, cuando todo Puebla sabe que estamos en la etapa de simulaciones. Por un lado se denuncia, por otro lado se articula la guerra de lodo y pantano contra su más duro adversario.

Doger tirando bolas de nieve para capitalizar y sacar provecho que lo lleve a una negociación donde pierda ganando.

Así el nivel de la contienda en una Puebla hastiada de la corrupción gubernamental, los grupos de la élite morenovallista y el negro historial de los otros dos contendientes.

Estas campañas rumbo a Casa Puebla están marcadas por la confrontación que lastima a los ciudadanos, quienes de pronto se encuentran en la encrucijada de elegir al menos simulador.

Los poblanos han reaccionado de manera atípica ante lo que se preveía como una elección de “continuidad cantada”. Lo cierto es que quien gane no saldrá tan bien librado de esta guerra de lodo que apenas está en sus primeros episodios.

@rubysoriano
Facebook: Mediatikos Consulting
[email protected]