Foto: Agencia Enfoque

Comerciantes dedicados a la venta de artículos religiosos, a las puertas del Templo del Señor de las Maravillas, fueron retirados este día en un operativo que realizó personal de la Secretaría de Gobernación.

Al operativo asistieron policías municipales, debido a la resistencia que opusieron los vendedores, quienes previamente promovieron un recurso de inconformidad, ya que desde 1999 un juez federal les otorgó un amparo para realizar sus ventas en este lugar.

Las casetas con la mercancía, fueron trasladadas en unidades del departamento de Vía Pública para permanecer bajo resguardo de las autoridades.

De acuerdo con la dependencia municipal, los comerciantes debían impuestos por los últimos 20 años de venta, motivo por el que se les canceló su permiso, y por el que el juez en materia, no les reconoció el derecho de permanecer en la vía pública, sobre la 5 de Mayo entre 18 y 20 Poniente.

--
POB/PS