Foto: IEE

Después de múltiples trabas para su celebración y a solo unas horas de que concluya el periodo de campañas y el inicio de la veda electoral, de cara al domingo 1 de julio, se celebró el debate entre los candidatos a la presidencia municipal de la ciudad de Puebla.

Entre descalificaciones contra Claudia Rivera Vivanco, candidata de la coalición “Juntos Haremos Historia”, se llevó a cabo el primer y único debate organizado por el Instituto Electoral del Estado (IEE), durante el cual, el abanderado panista Eduardo Rivera Pérez resaltó logros de su pasada administración y el gobierno morenovallista.

En un reducido espacio, en las instalaciones del IEE, los 6 contendientes, incluido Gonzalo Juárez candidato de Compromiso por Puebla (CPP), quién hizo su primera aparición pública en esta campaña, los contendientes presentaron sus propuestas a la ciudadanía en los temas de desarrollo social, económico, corrupción y seguridad, pero también aprovecharon el espacio para desacreditarse.

Al señalar que el programa de pavimentación de mil calles se basó en la  «corrupción», Claudia Rivera Vivanco, llamó a Eduardo Rivera Pérez «el candidato del morenovallismo» y lo acusó de ser solo un «títere» de Rafael Moreno Valle, pues en su momento, el propio panista acusó al ex-gobernador poblano de perseguirlo políticamente, incluso actualmente el candidato sigue enfrentando un proceso se inhabilitación de cualquier cargo público por 12 años, por presuntas irregularidades en sus cuentas públicas.

Claudia Rivera sostuvo que el proyecto emblema del panista no cumplió con la pavimentación de mil calles, y que de acuerdo a los criterios de Coneval se intervinieron sólo 253 vías.

Eduardo Rivera destacó los logros durante su gestión como presidente municipal de la capital y desmintió las descalificaciones que se hicieron con respecto a la inseguridad, además defendió el proyecto de la pavimentación de calles que emprendió, el cual aseguró que en su momento fue avalado por el ahora vocero de Morena, David Méndez.

Eduardo Rivera aseguró que ha sido el único candidato que ha presentado un proyecto conjunto, con la candidata a la gubernatura de Puebla Martha Erika Alonso Hidalgo, para garantizar que las obras serán una realidad, y criticó a Claudia Rivera por pretender que Andrés Manuel López Obrador resuelva los problemas del municipio.

En su turno, Guillermo Deloya Cobián, «dirigió sus baterías» en contra de Claudia Rivera, a la cual le criticó su total inexperiencia en el servicio público y mencionó que ella busca gobernar esta ciudad con propuestas «mesiánicas e iluminadas», en clara alusión al candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

El priista aseguró que en la capital poblana existen altos índices de desigualdad, hay un gobierno municipal que decidió «divorciarse» de los poblanos, y mencionó que los índices de desigualdad ubican a Puebla dentro de los 2 mil 416 municipios con los mayores niveles de desigualdad, solo por debajo de Ecatepec.

Deloya sostuvo que Puebla recibe suficiente recursos públicos, pero lo que se tiene que hacer es reorientar la obra pública, particularmente en las juntas auxiliares, priorizando siempre la entrega de estos proyectos a las empresas poblanas.

La candidata del Verde Ecologista de México (PVEM), Paola Migoya, sostuvo que detrás de la campaña de Morena se encuentra el ex gobernador priista Mario Marín Torres y que la mayoría de sus candidatos pertenecieron al partido tricolor.

A pesar de haber atacado en reiteradas ocasiones a Eduardo Rivera durante la campaña, en este encuentro, Paola Migoya se sumó a las críticas a Claudia Rivera, a quien criticó por la noticia sobre la relación que guarda su coordinador general de campaña Ollin Rivera Moreno, con un hermano asaltabancos.

Ya en la parte final de las conclusiones, los candidatos de Pacto Social de Integración (PSI) y Compromiso por Puebla (CPP), Víctor Gabriel Chedraui y Gonzalo Juárez, respectivamente, convocaron  a los poblanos a votar por la candidata aliancista Martha Erika Alonso, aspirante a la gubernatura de Puebla.

Víctor Gabriel Chedraui propuso la creación de 77 centros de desarrollo; el análisis de las concesiones de los servicios públicos, entre ellos el del agua potable, que tanto ha dañado la economía de los poblanos; construir una fábrica de adoquín y pavimentar una calle todos los días en cada uno de los 77 centros de desarrollo, pues con ello se estima que se podrían llegar a pavimentar hasta 12 mil calles, tomando en cuenta que actualmente, hasta el 60 por ciento de las 87 mil calles que existen en la capital poblana, están dañadas.

Gonzalo Juárez dejó en claro que la estabilidad laboral de los empleados del Ayuntamiento de Puebla, donde funge también como secretario general del Sindicato de Trabajadores, no está en riesgo, independiente de quien se convierta en presidente municipal.

Juárez pidió «menos choros» y más acciones a los contendientes, y en el caso del ambulantaje en el Centro Histórico, afirmó que es una problemática que se ha agudizado, y dijo que los comerciantes informales tienen derecho a trabajar, pero con orden y sobre todo, sin que normatividad comercial los ande «correteando» y les pida moche.

POB/PSC