El jueves 14 de junio, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Sexto Circuito resolvió tres amparos a favor de Ricardo Alexis, el chofer de Cabify acusado del feminicidio de Mara Fernanda Castilla.

Francisco Tlahuicole Hernández, abogado de Ricardo Alexis, explicó que esos amparos declaran ilegales las pruebas obtenidas del caso, lo que, asegura, excluye el proceso por feminicidio.

De acuerdo con Tlahuicole, esto fue causado por fallas iniciales de la Fiscalía General del Estado de Puebla, tras un mal planteamiento, un mal desarrollo de las pruebas y de todo el caso.

“Estamos a un paso de su libertad, es una realidad; el delito de feminicidio queda excluido y esperamos que nos citen a una nueva audiencia únicamente por el delito de privación ilegal de la libertad”.

Desaparición de Mara

Mara Castilla desapareció el 8 de septiembre de 2017, después de haber abordado una unidad de la empresa Cabify.

La joven de 19 años de edad, había estado en un bar de San Andrés Cholula cuando solicitó el auto para ir a su casa, a la que no llegó.

En redes sociales, amigos y familiares emprendieron una campaña con los hashtag #MaraCastilla para encontrarla. También reclamaron a la empresa Cabify explicaciones sobre el chofer que transportó a Mara.

El 12 de septiembre de 2017 el chofer fue detenido por la Fiscalía General del Estado por incosistencias en su declaración. Tres días después, Víctor Carrancá, fiscal, confirmó que Mara había sido encontrada sin vida y que Ricardo Alexis era el responsable de su muerte.

En conferencia de prensa, dijo que el chofer sería consignado por los delitos de feminicidio y privación ilegal de la libertad, por lo que permaneció preso.

Sin embargo, las fallas en la investigación han sido evidenciadas por la defensa de Ricardo Alexis.

El revés

El primer error ocurrió el 25 de septiembre de 2017, cuando se aplazó la audiencia del caso debido a que las autoridades no enviaron la notificación a la prisión de Tepexi de Rodríguez, donde estaba recluido el chofer.

El 5 de octubre de 2017, el juez de Control determinó dictar auto de vinculación a proceso, lo que lo obligaba a permanecer en prisión durante el proceso.

Posteriormente, el 21 de febrero de 2018, la defensa logró que el Juzgado Quinto de Distrito en materia de Amparo Federal otorgara al acusado un amparo en contra de la prisión preventiva oficiosa dictada el 12 de septiembre por el delito de privación ilegal de la libertad, al considerar que la detención realizada por la Fiscalía fue “ilegal”.

Pero este amparo no cambió su situación legal pues todavía enfrentaba el delito de feminicidio.

Cinco meses de la aprehensión de Ricardo Alexis, en febrero de 2018, la Fiscalía de Puebla pidió la primera ampliación del plazo para el cierre de la investigación.

Luego, el 15 de febrero, un Juez de Control no autorizó que el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía realizara informes periciales en materia psicológica; criminológica; trabajo social; fotografía forense; e identificación de persona.

El Juez consideró de “impertinentes” la solicitud y los actos de investigación, pues no puede obligar a Ricardo Alexis a responder las preguntas. Además, destacó una “mala conducción de la investigación”, pues el Ministerio Público tuvo que haber solicitado al acusado el permiso para realizar los peritajes y no al abogado, demostrando “desconocimiento del proceso”.

El 9 de marzo, durante una audiencia, un Juez de Control, dio un mes más a la Fiscalía para recabar la evidencia necesaria que demuestre que el chofer fue el responsable del feminicidio de Mara.

Durante la audiencia, la autoridad judicial señaló que la Fiscalía había sido negligente, pues primero solicitó la ampliación de cuatro meses para la entrega de pruebas y luego pidió seis, por la falta de los resultados de peritajes “clave”.

Hasta ahora, la Fiscalía niega tener conocimiento sobre los amparos más recientes otorgados a Ricardo Alexis, con los que, según su abogado, obtendría su libertad. Solo ha mencionado que el caso “continúa su curso jurídico y el acusado permanecerá en prisión”.

 

 


POB/LFJ