Foto: Agencia Enfoque

Antonio Quintana Gómez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Puebla, prevé voto de castigo el próximo 1 de julio, esto ante el hartazgo ciudadano frente al sistema que gobierna el país.

Sostuvo que los electores en los próximos comicios locales se irán no por quien se la hizo, sino por quien se la pague, particularmente por el alza en el costo de los combustibles y la inflación en varios productos.

Reconoció que las marcas partidistas que han tomado fuerza a nivel nacional, sin duda influirán en las elecciones, por lo que habrá sorpresas en la jornada electoral.

“Existe un gran fenómeno electoral que impulsan los partidos de izquierda y que es una realidad innegable que permeará en muchas entidades del país, lo cual es consecuencia del hartazgo contra el sistema político mexicano que hoy nos gobierna”.

Hizo ver que los organismos empresariales son apartidistas y que su inversión no tiene color por lo que le apostarán a los candidatos que mayor estabilidad económica les garanticen.

 

POB/JMVA