Un pedazo de la memoria de Puebla se encuentra en la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez, sitio construido por paredes fotográficas y muros llenos de imágenes, considerado uno de los tesoros más preciados de la ciudad.

En la Fototeca se guardan las historias fascinantes de los poblanos, las calles de la ciudad, monumentos, así como el diario acontecer de sus ciudadanos.

Orígenes

La casa fue inaugurada el 5 de noviembre de 1985 en la calle 7 Oriente No. 15 en el Centro Histórico en honor al artista poblano Juan Crisóstomo Méndez, un fotógrafo que se caracterizaba por ser uno de los protagonistas más importantes en el área de fotografía erótica en México.

Actualmente, la Fototeca tiene un acervo de 230 mil imágenes, que se ha integrado por donaciones de distintos organismos. Las imágenes están organizadas en 15 fondos que usan materiales como papel, acetato, vidrio, entre otros.

Imagen: Fototeca Juan C. Méndez

Para su creación, la Fototeca usó una parte de la producción del fotógrafo, por esa razón lleva su nombre.

En su interior podrás encontrar:

  • Negativos
  • Positivos
  • Agendas
  • Álbumes

Actualidad

Desde el 2010, la Fototeca cuenta con un espacio propio que permite el correcto manejo de fotografías, y así poder realizar actividades de capacitación y difusión, así como proyectos de fotografía antigua como contemporánea en Puebla.

La Fototeca tiene como principal propósito el de la conservación y el registro del patrimonio fotográfico de Puebla, así como difundir imágenes en distintas exposiciones y publicaciones, acercando así a la sociedad a la cultura de Puebla.

En enero de 2017, fue reubicada a la dirección de Francisco Villa #4 dentro de las instalaciones del Parque de La Constancia junto al parque Paseo de Gigantes y la Fonoteca Vicente T. Mendoza.

Es importante que si se visita la ciudad de Puebla no se debe dejar pasar la oportunidad de conocer la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez para adentrarse por completo a la historia de una ciudad que no solo guarda belleza en su arquitectura, sino también ha sido sede de enfrentamientos revolucionarios.

Sus horarios son de martes a domingo de 10 a 17 horas y la entrada es gratuita.

Para mayor información, llama al teléfono: 2246587.

La representación del goce

Juan Crisóstomo Méndez fue un reconocido fotógrafo de desnudos en su época.

Imagen: Fototeca Juan C. Méndez

Aunque fue un hombre que se dedicó a muchas actividades como arquitectura, paisajes, etc. Crisóstomo Méndez siempre se sintió atraído a la fotografía.

En la actualidad se conoce poco acerca de quiénes eran las mujeres misteriosas que modelaban para sus retratos; pero si bien estas fotografías fueron revolucionarias para sus tiempos, también despertaron opiniones encontradas de una sociedad prohibitiva que señaló muchas veces sus obras como el resultado del trabajo de un pervertido, pero su trabajo iba más allá.

El trabajo de Juan Crisóstomo permaneció en la oscuridad por muchos años, primero por parte del fotógrafo y más tarde por su familia debido al revuelo que estas provocarían ante una sociedad poco abierta a ese tipo de fotos.

Los detalles entre blanco y negro, las identidades de las jóvenes ocultas, la piel, las formas, el misterio, las texturas, una sensualidad que se hace notar aun a través del lente, formando así una fotografía sutil y altamente delicada.

Las fotos del artista fueron reveladas por primera vez por Ava Vargas, encargado de aportar el material para la edición de un libro por el CONACULTA, pero tras no estar satisfecho, en 2004, decidió realizar una edición limitada del trabajo de Méndez, impreso en 6×7 pulgadas.


Este contenido se publica simultáneamente en la WikiPuebla, para ver el original, haz clic aquí.


 

 


POB/LFJ