Foto: Pixabay

Desde 2009, la Organización de las Naciones Unidas designó el 8 de junio como el Día Mundial de los Océanos, para este año el lema es “Limpiemos nuestros océanos”,

Este lema se emitió con el fin de hacer conciencia y buscar soluciones para tener océanos limpios, ya que ellos proviene la mayoría del oxígeno que respiramos, y también lo aprovechamos para la pesca, el turismo y el transporte

México posee una gran extensión oceánica, más de 3 millones de kilómetro cuadrados.

El océano tiene la capacidad de captar una gran cantidad de emisiones de carbono, y lo que alarma a los científicos son las consecuencias de la incorporación del carbono al océano, pues esto causa la acidificación del agua, ocasionando la degradación de ciertos ecosistemas como arrecifes coralinos y daña a organismos con estructuras calcáreas.

Por otra parte, el plástico es uno de los grandes contaminantes de los sistemas marinos, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza estima que cada año se introducen en los océanos unas 8 millones de toneladas de plásticos, equivalente a 20 mil aviones Boeing 747.

Además, no todos los desechos plásticos son grandes, hay pedazos muy pequeños llamados microplásticos, los cuales son comidos por la fauna marina, pueden producir desorden en las cadenas alimenticias y tener efectos fisiológicos negativos debido a los químicos tóxicos que contienen.

Los fertilizantes utilizados en la actividad agrícola también contaminan los océanos, ya que son lavados hasta el mar. Estos provocan el crecimiento de plantas y la falta de oxigenación en el agua, dificultando la vida.

Los desechos industriales y químicos, también modifican el funcionamiento normal de los ecosistemas, y la descarga de hidrocarburos presenta una problemática, debido a sus compuestos tóxicos.

Por todo esto, es vital el diseño de políticas públicas para aminorar el impacto negativo de las actividades humanas en los océanos, la restricción de uso de plásticos y diseñar estrategias y aplicar políticas públicas enfocadas en el monitoreo y conservación para mantener la salud e los sistemas marinos.

POB/PSC