Foto: Agencia Enfoque

El debate entre los 4 candidatos a la gubernatura de Puebla anunciado con “bombo y platillo”, dejó mucho que desear para los poblanos, pues fue muy malo el formato que estableció la autoridad electoral.

Rafael Herrera, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), sostuvo que el evento se trató simplemente de un encuentro entre candidatos y la candidata, pues no fue un debate.

“Si se habla de un perdedor, éste fue el Instituto Electoral del Estado, debido a que lo acartonado de las participaciones de los aspirantes evitó que desarrollaran con mayor claridad los temas y sus propuestas”.

Herrera mencionó que de manera personal, que el primer debate que entre los candidatos a la presidencia de la República, con la intervención de periodistas, quienes hacían preguntas a los diferentes candidatos, fue un formato que le agradó y que apostaba por que se hiciera algo similar en Puebla.

POB/PSC