Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz

En lo que pretendió ser un intercambio de ideas y presentación de propuestas de orden de gobierno, –donde salieron a relucir las porras y las acusaciones– se llevó a cabo el Conversatorio 2018, organizado por la Universidad Iberoamericana, campus Puebla.

Durante el encuentro, se habló del proceso de inhabilitación por 12 años que enfrenta Eduardo Rivera y del cual, sus adversarios, se basa en irregularidades en sus cuentas públicas.

Sin embargo, la nota más importante fue la declinación de Ernestina García, candidata de Nueva Alianza, a favor de Eduardo Rivera, en lo que fue su primera y única aparición pública. Por su parte, el panista dijo que se reunirá con la ex candidata para conocer y sumar su propuesta a su plataforma política.

Foto: Juan Carlos Sánchez

En una dinámica que llevó poco más de una hora, se incluyó la presentación de ideas y una réplica; la participación de la comunidad universitaria, que plantearon preguntas a los tres candidatos que participaron en este ejercicio. Se analizaron temas como: la inseguridad, la privatización del servicio de agua potable, la carencia de servicios públicos en las juntas auxiliares, así como la pobreza y marginación que hay en la ciudad, particularmente en sus 17 juntas auxiliares.

En su oportunidad y cuestionando en todo momento el actuar que tuvo en su paso como edil capitalino el panista Eduardo Rivera, Claudia Rivera Vivanco, candidata de “Juntos Haremos Historia”, habló de su proyecto transversal denominado “Una Ciudad Incluyente”, con el que pretende regresar el empoderamiento a los ciudadanos.

Lamentó la crisis de inseguridad que tiene Puebla, colocándose, según Rivera, como la novena ciudad del país con mayor índice de criminalidad y violencia. Sin embargo, asegura que en su gobierno se revertirá esa situación, a través de políticas públicas eficientes y transparentes, cero tolerancia a la corrupción y un combate estratégico a la delincuencia.

Guillermo Deloya Cobián, candidato del PRI, evidenció lo que llamó «la fatalidad y descomposición» del tejido social que han dejado a su paso los gobiernos panistas, los cuales, acusó, son los responsables de la marginación, pobreza e inseguridad que se vive en la capital poblana.

Foto: Juan Carlos Sánchez

Aseguró que la autoridad municipal requiere de estrategias claras y contundentes, para no regresar al pasado, y adelantó que para eso, se hará acompañar de los mejores hombres y mujeres con experiencia y honestidad comprobada, que le permitan a Puebla, regresar al lugar que le corresponde en el escenario nacional.

En tanto, el candidato del PAN, Eduardo Rivera Pérez, defendió en todo momento su propuesta de sumar 2 mil nuevos policías en los próximos tres años; el rescate de espacios públicos, a los cuales calificó como “bocas de lobo” y que están en manos de la delincuencia, así como la pavimentación de 3 mil casos.

También rechazó los cuestionamientos de sus opositores, en el sentido de que la aclaración de las cuentas públicas y su presunta inhabilitación del ejercicio público por 12 años, “ya es un tema juzgado” por la autoridad y aseguró que 5 mil millones de pesos anuales de presupuesto, son suficientes para consolidar sus proyectos.

A este encuentro, no acudieron Paola Migoya Velázquez, Víctor Gabriel Chedraui y Gonzalo Juárez Méndez, candidatos del Verde Ecologista (PVEM), Pacto Social de Integración (PSI) y Compromiso por Puebla (CPP), respectivamente.

 

 


POB/LFJ