Del accidente donde se vieron involucrados sujetos que habían robado urnas en Xilotzingo T, elementos de la Fiscaía General del Estado de Puebla, retiraron a los ciudadanos que mantenían retenida una patrulla donde estaban los hombres.

Después de cuatro horas de diálogo entre policías y ciudadanos; de un ir y venir de las dependencias judiciales, lograron el traslado de los detenidos, quienes se encontraban golpeados.

Momentos después de que la camioneta Suburban de la Procuraduría General de la República (PGR) saliera de la zona, los presentes comenzaron a aventar piedras y botellas indiscriminadamente.

Los elementos que se encontraban rodeando la unidad de la policía municipal (primer vehículo en el que había subido a los detenidos), respondieron con piedras, para segundos después, llamar al equipo granadero que permanecía a unos metros.