Foto: Agencia Enfoque

Multas que van de 8 mil a un millón de pesos y hasta clausuras de establecimientos, son las sanciones que la Procuraduría Federal del Consumidor aplicará a los negocios que incumplan con la normativa durante la temporada de venta de útiles escolares.

Al anunciar la Feria de Regreso a Clases que se realizará del 19 al 22 de julio, en la 11 Norte 806 en la ciudad de Puebla, Armando Valerdi delegado de la Profeco indicó que supervisarán que no se re-etiqueten precios y verificarán la calidad de los productos.

Valerdi informó que durante el año pasado, visitaron 29 comercios y a ninguno lo sancionaron, por lo que este 2018 confiaron que el saldo sea similar.

--

POB/PSC