La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) amparó a tres particulares, para que puedan importar semillas de marihuana o adquirirlas de sujetos previamente autorizados para ello.

Este caso se originó de la solicitud de autorización, que estas tres personas, formularon a la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) para consumir marihuana de forma personal con fines meramente lúdicos y recreativos, así como cosechar, cultivar, preparar, poseer y transportarla.

La Cofepris rechazó la solicitud de las 3 personas, por lo que ellos promovieron un juicio de amparo bajo el argumento de que se viola su derecho al desarrollo de la personalidad.

El amparo fue concedido por el Juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, sin la posibilidad de adquirir o importar marihuana y/o sus derivados, por lo que acudieron a la Suprema Corte.

La Segunda Sala de esta Suprema Corte modificó los efectos de la concesión del amparo, para incluir la posibilidad de importar semillas de marihuana o adquirirlas de sujetos previamente autorizados para ello, situación que esta regulada por la cofepris.

La Suprema Corte considera que todos los aspectos relativos a la marihuana y sus derivados; adquisición , cultivo, preparación y consumo,deben ser atendidos como una política pública por el Poder Legislativo, ya que ellos reglamentan las atribuciones de la Cofepris.

--

POB/PSC