Foto: Agencia Enfoque

Rey David García Avendaño consideró que la caída del 19% en la productividad, la disminución del 16% en las exportaciones de vehículos, y la transición del gobierno federal, no deben ser factores para que no se supere el 6.5% de aumento salarial, lo logrado el año pasado para los agremiados al Sindicato Independiente de la Industria Automotriz de la Volkswagen de México.

El secretario general de la organización explicó que los trabajadores han solicitado un aumento al salario del 11% en la negociación con la empresa, y reconoció que el mercado automotriz es impredecible, ya que durante los 45 años de existencia del Sindicato Independiente la compañía, ha sufrido varios “altibajos” en la producción de varios modelos, aunque consideró que es una pulsación natural.

Rey David afirmó que luego del triunfo de López Obrador, existe estabilidad económica, a pesar de los rumores de que las inversiones estarían en riesgo, y aseguró que hasta el momento “no existen sobresaltos” en la economía del país ya que los mercados han actuado de manera normal.

POB/PSC