Imagen: Wikimedia

En el Congreso del Estado, el castigo al acoso callejero se quedó en la «congeladora», y únicamente se mantiene vigente la sanción administrativa que impondrá el Ayuntamiento de Puebla contra los agresores de mujeres limitado a la capital.

Carolina Beauregard, diputada local, explicó que la iniciativa, enviada por el ejecutivo estatal, en la que se prevé reformar el Código Penal del Estado en su artículo 278 Quáter, se aboca a precisar las sanciones para el hostigamiento sexual y acoso sexual.

En el documento se argumenta que tanto hombres como mujeres pueden ser víctimas de hostigamiento y acoso sexual sin embargo, sin menoscabar la posición de varón, en los casos de las mujeres la pena corporal será mayor, al igual que la sanción económica.

La iniciativa que envió el gobernador Antonio Gali, considera que el hostigamiento sexual (en general) tendrá una pena que va de los 6 meses a dos años de prisión, y una multa de 50 a 300 unidades del de la Unidad de Medida y Actualización en el momento de la comisión del delito, y será punible cuando se ocasione un daño o perjuicio en la posición laboral, docente, doméstica o de cualquier naturaleza que se derive de la subordinación de la persona agredida.

POB/PSC