Foto: Cortesía

Roberto Aparicio Joo, Senior Manager en Integrated Device Technology, Inc. (IDT), empresa que vende a Samsung, Apple y Nokia, es el desarrollador, con su equipo de trabajo, de circuitos integrados de alta frecuencia y alta potencia, innovación que permitió el salto tecnológico para hacer del celular una computadora portátil.

El egresado de la BUAP, con su equipo de trabajo, ha diseñado y patentado 13 innovaciones en circuitos integrados de alta frecuencia y alta potencia que han transformado el celular en un pequeño dispositivo de cómputo y han dejado atrás el viejo modelo -grande y pesado-, cuya única función era la voz.

Tales aplicaciones han revolucionado la telefonía celular, al optimizar la calidad de la comunicación inalámbrica, con buena recepción y sin interferencias, no obstante el sitio y la distancia en la que se encuentre el usuario con respecto a la estación de base.

Se trata de innovaciones que han contribuido al éxito de IDT, una compañía que cotiza en Nasdaq –a segunda bolsa de valores electrónica y automatizada más grande de Estados Unidos–, proveedora de los componentes internos de teléfonos iPhone o Samsung Galaxy.

Roberto Aparicio Joo ingresó a la Máxima Casa de Estudios en Puebla en 1993, a la Licenciatura en Electrónica, en la entonces Escuela de Ciencias Físico Matemáticas, hoy Facultad de Ciencias Físico Matemáticas. Se graduó en 1998 con promedio de 10 y la distinción Cum Laude, con la tesis “Control por Computadora de un Brazo Robot”, en el que incluyó la parte mecánica, la interfaz electrónica y el programa de software, entre otros componentes, con la asesoría de Jaime Cid Monjaraz, investigador de la hoy Facultad de Ciencias de la Electrónica.

Sus estudios de maestría y doctorado los cursó en el Instituto Tecnológico de California (Caltech), en Pasadena, California, Estados Unidos.

Tras obtener los grados de maestría y doctorado, en 2001 y 2004, tuvo una carrera ascendente. Obtuvo la beca Fulbright, una de investigación de IBM y una beca en el Caltech. Recibió el Premio de Logro Sobresaliente de la Fundación Walker von Brimer y el Premio Diseñador de Estudiantes Destacados de Analog Devices Inc.

Se ha desempeñado en varias empresas, como el Centro Tecnológico para Informática (CTI, en Campinas, Brasil), IBM TJ Watson Research Center, Axiom Microdevices Inc., Mobius Semiconductor, Peregrine Semiconductor y Qualcomm.

Hasta hace 20 años, el teléfono celular era grande, pesado y solo tenía la función de voz. El actual, ligero y pequeño, tiene entre otras aplicaciones video, voz, imagen, música, reconocimiento de voz y de huella digital, y acceso a internet, que lo convierten en una computadora portátil, gracias a la innovación tecnológica de equipos como el del doctor Roberto Aparicio Joo.

 

 


POB/LFJ