Foto: SIMIT

La Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes (SIMIT) informó que con la finalidad de inhibir la prestación del servicio de transporte público y mercantil sin la autorización correspondiente, en coordinación con la Dirección de Vialidad del Estado, se llevaron a cabo operativos de supervisión en distintas vialidades de la capital poblana.

Como resultado de este operativo fueron enviados al corralón 15 automóviles en su modalidad de taxis, 7 vehículos particulares utilizados como unidades colectivas y 2 microbuses del transporte público, todos por prestar el servicio de «manera irregular».

La Secretaría también informó que se emitieron siete infracciones, en las cuales quedaron como garantía licencias de conducir y tarjetas de circulación.

Ambas instituciones recuerdan a los usuarios de estas unidades, el riesgo que representa hacer uso de ellas, ya que no cuentan con los permisos correspondientes, ni póliza de seguro que los ampare en caso de accidente.

POB/PSC