Foto: Agencia Enfoque

Las autoridades de los tres niveles de gobierno deben aplicar medidas extremas de seguridad para revertir la violencia y criminalidad que prevalecen en la zona de San Martín Texmelucan y que es controlada por las bandas ligadas al robo de combustible.

En lo que calificó como el “nuevo triángulo rojo”, el Consejo Nacional de Organismos Empresariales (COE), en voz de su presidente César Bonilla, citó que las autoridades se dieron cuenta que la estrategia de combate al huachicol que se aplicó en la zona de Tepeaca, Acatzingo y Palmar de Bravo, fue exitosa, por ello “es urgente” que se empiecen a aplicar medidas similares en la zona de San Matías Tlalancaleca, Santa Rita Tlahuapan y San Martín Texmelucan, donde en los últimos meses se ha recrudecido este ilícito.

“Los empresarios del COE consideramos que esta situación no tiene porqué repetirse, es necesario que las autoridades estatales, quienes mantienen el control de la seguridad en San Martín Texmelucan, en coordinación con la autoridad federal y el Ejército, implementen estrategias de inteligencia policial que son necesarias para evitar este tipo de desmanes, los cuales lamentablemente, cada vez son más violentos”.

POB/PSC