La Procuraduría General de la República (PGR) retiró el cargo de delincuencia organizada que le había imputado a Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, quien permanece preso en Reclusorio Preventivo Norte.

Tras vencer el plazo que un juez federal dio a la PGR para la investigación, solo se le acusó de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

Con estas acusaciones, los abogados de Javier Duarte, en una futura audiencia, pueden solicitar al juez que retire la medida de prisión preventiva y enfrentar el juicio en libertad. Será el juez quien determine si permanece en prisión.

En julio de 2017, la PGR imputó a Duarte el delito de lavado de dinero y consiguió que se le vinculara a proceso. El otro delito era el de delincuencia organizada, pero el martes, lo reclasificó al de asociación delictuosa.

En ese momento, la PRG pidió seis meses iniciales para recabar las pruebas en contra de Duarte, y luego la defensa pidió se extendiera por otros seis meses.

La investigación inicial, señalaba a Javier Duarte como el responsable de desviar y lavar 400 millones de pesos del gobierno de Veracruz, a través de una red de prestanombres y empresas fantasma.

Durante el proceso de investigación ,la PGR ha caído en diversas inconsistencias. Por ejemplo, le imputó el lavado de 438 millones de pesos; sin embargo, solo pudo acreditar un desvío de 38.5 millones de pesos, específicamente de la Secretaría de Educación de Veracruz.

La cifra que la PGR no ha podido comprobar dista mucho de las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación, que ha dicho que el saqueo en Veracruz durante la administración de Duarte podría superar los 60 mil millones de pesos.

 

 

--
POB/LFJ