El pasado 1 de julio en Puebla, el Revolucionario Institucional continuó cometiendo los mismos errores, y los responsables de esta derrota tienen nombres y apellidos, aseguró el aspirante a la dirigencia nacional del PRI, Ulises Ruiz.

El ex gobernador de Oaxaca, mencionó que lo que pasó en Puebla, se generalizó en todo el país y sostuvo que quienes permanecen en su partido, carecen de toda legitimidad, como es el caso de la actual líder Claudia Ruiz Massieu, quien asumió la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (PRI) por prelación.

Aseguró que muchos militantes en todo el país piden que la convocatoria para renovar la dirigencia nacional se publique en febrero -seis meses antes del tiempo considerado- y que el nuevo presidente se elija a través de la consulta a la base.

“Miles de priistas le apuestan a un proceso abierto transparente y sin dados cargados, hay quienes deben ser castigados por llevar al PRI a una penosa tercera posición como fuerza política, el partido tiene que ser refundado y recuperar la confianza de los mexicanos”.

POB/PSC