Foto: Juan Carlos Sánchez

Dinero en efectivo, despensas, programas sociales y tarjetas o monederos electrónicos, fueron las principales ofertas que rechazaron los mexicanos a cambio de su voto, revela el estudio presentado por Asociación Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Alberto Serdán Rosales, representante de la organización, explicó que fueron aproximadamente 15.5 millones de mexicanos rechazaron vender su voto y explicó que se realizó un proyecto denominado “Democracia Sin Pobreza 2018”, al cual la Universidad Iberoamericana se sumó, así como 60 organizaciones de la sociedad civil.

Sostuvo que de esos 33.5 millones que recibieron oferta de compra de su voto, alrededor de 15.5 millones de mexicanos rechazaron vender su voto durante las pasadas elecciones.

En el estudio se demostró que los precios que ofrecieron los partidos políticos a los ciudadanos oscilaron entre los 150 y los 10 mil pesos y que el 60% de mexicanos que fueron entrevistados, opinaron que los programas sociales no sirven para combatir la pobreza.

POB/PSC