Foto: Wikimedia

La Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores, en la que se considera la prohibición de cubrir con recursos públicos, pensiones, gastos médicos y jubilaciones a trabajadores de la administración pública, ingresó a la Cámara de Diputados.

Edgar Guzmán Valdez, diputado federal por Morena, presentó esta iniciativa, con la cual “los gastos superfluos” desaparecerán.

El documento considera que se prohíbe “establecer o cubrir con recursos públicos” haberes de retiro o regímenes especiales de jubilación o pensión”, y también evitará la contratación de seguros privados de gastos médicos, de vida o de separación individualizada o colectiva, por parte de los entes públicos federales para beneficio de cualquier funcionario, con excepción de aquellos necesarios por “corresponder a una función de alto riesgo”.

La iniciativa precisa que las disposiciones de este ordenamiento serían aplicables para todas las dependencias, y órganos de los Poderes de la Unión y los ahorros serían destinados a programas prioritarios de atención a la población y planes sociales con asignación de recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación.

POB/PSC