Bajo el argumento de nunca vendieron sus tierras, las cuales fueron literalmente «agandalladas», el grupo parlamentario de Morena en la Cámara baja, pretende frenar el despojo de 170 hectáreas de terrenos a familias de la junta auxiliar de La Resurrección.

Alejandro Carvajal, legislador federal, explicó que hace cuatro días se promovió el amparo correspondiente para evitar este saqueo de predios, ya que se trata de hectáreas que son utilizadas para el cultivo de maíz que son todavía muy fértiles.

Carvajal explicó que ante el despojo que hiciera el gobierno del estado de Puebla, que entregó las 170 hectáreas a un particular, para a su vez se las seda al gobierno federal, para que se desarrolle la vivienda que ocuparán los trabajadores de la Secretaria de Educación Pública SEP, una vez que la dependencia se descentralice de la capital del país, la bancada de diputados en la Cámara baja presentarán un punto de acuerdo para revertir este abuso en perjuicio de los ejidatarios.

POB/PSC