Foto: Agencia Enfoque

José Juan Espinosa, presidente de la mesa directiva del Congreso del estado, denuncio que la LX Legislatura local que entrará en funciones este 15 de septiembre, enfrenta un déficit presupuestal de aproximadamente 56 millones de pesos del ejercicio fiscal 2018, herencia que pretenden dejar los diputados en funciones.

Espinosa adelantó que los diputados del grupo parlamentario de “Juntos Haremos Historia”, serán muy cuidadosos en la información financiera y legal, que recibirán en las próximas horas.

Relató que la LIX Legislatura no solo se ha gastado los recursos etiquetados para este año, que ascienden a 149.4 millones de pesos, además, solicitaron a la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado, una ampliación presupuestal de más de 30 millones de pesos.

El diputado local electo, evidenció el gasto discrecional aplicado en los 3 últimos años en el Congreso, pues en 2015 se aprobó un presupuesto de 147 millones de pesos y devengaron 184 millones; en el 2016 aprobaron un presupuesto de 144 millones y ejercieron 189 millones de pesos; y en 2017, aprobaron un presupuesto de 145 millones y ejercieron 167 millones de pesos.

POB/PSC