Foto: Volkswagen de México

Volkswagen es el primer fabricante automotriz que utiliza la tecnología más moderna de impresión 3D: el proceso ‘HP Metal Jet’ simplifica y acelera la impresión 3D metálica.

La mayor ventaja de este sistema es la productividad, dependiendo del componente puede aumentar hasta 50 veces en comparación con otros métodos de impresión 3D.

Por primera vez la impresión tridimensional está lista para la producción en serie dentro de la industria automotriz. Junto con el fabricante de impresoras HP y el fabricante de componentes GKN Powder Metallurgy, Volkswagen avanza hacia el futuro con el desarrollo de la tecnología para producción en serie.

Los socios presentaron por primera ocasión el nuevo proceso en el International Manufacturing Technology Show (IMTS) en Chicago.

Un vehículo Volkswagen se fabrica con un promedio de seis mil a ocho mil piezas diferentes. Sin embargo, los procesos de impresión 3D anteriores sólo se podían usar para la producción especial de partes o prototipos individuales.

La tecnología aditiva[1] 3D Metal Jet de HP, permite por primera vez la producción de un gran número de piezas usando la impresión 3D, sin necesidad de tener que desarrollar y fabricar moldes u otras herramientas.

POB/PSC