Foto: Agencia Enfoque

La Maestra Lourdes Silva Fernández señaló que los índices de obesidad en la población adulta han mejorado, pero todavía se pueden observar estadísticas altas. Como un ejemplo citó que, el 72% de la población adulta presenta estos índices y en el caso de la población infantil, el 35% de niños en edad escolar presenta este problema.

«Con estos datos podemos proyectar que, en algunos años, al momento en que estos niños lleguen a ser adultos, los niveles de sobrepeso y obesidad podrían tener un aumento; es por esto que debemos tomar acciones tempranas para poder evitar y buscar que los niños mejoren sus condiciones de alimentación».

La directora de la Facultad de Nutrición de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), señaló que uno de los factores que ha incrementado esta cifra es la exposición que tienen los infantes a productos que no les benefician en la salud.

«Tiene que ver no sólo con el conocimiento, sino con acciones enfocadas a solucionar este problema así como con un medio saludable que los lleve a tener una mejor alimentación en donde se debe de involucrar la familia y la escuela».


POB/PSC