Un grupo de aproximadamente 100 mujeres que integran la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos, ingresaron por la frontera sur de México, provenientes de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala, para recorrer el territorio nacional, las estaciones de migración y los centros de reclusión, con el fin de localizar a sus familiares, de quienes no han tenido información desde que salieron de su hogar en centroamérica.

Este grupo de mujeres, provistas con las fotografías de sus hijos desaparecidos, banderas de su países de origen y un altavoz que utilizan para emitir consignas como "Hijo escucha, estamos en la lucha", llegó por la tarde de este 23 de octubre a Huixtla, Chiapas, donde fueron recibidas por la Carvana Migrante, conformada por aproximadamente 3 mil personas provenientes de Honduras. Durante el encuentro ambos grupos intercambiaron palabras de aliento.

La Caravana de Madre de Migrantes Desaparecidos, inició con su recorrido por México, que inicia en Tapachula, Chiapas, para después continuar por Villahermosa, Coatzacoalcos, Orizaba, Tequisquiapan, Irapuato, Morelia, Ciudad de México, Puebla, Ixtepec, Huixtla y Tapachula.

Estas mujeres, año con año, realizan esta actividad, con la esperanza de encontrar a sus hijos en algún centro de detención de la República Mexicana. Ellos, al igual que las personas que conforman la Caravana Migrante, salieron de su país buscando cambiar sus condiciones de vida, debido a la violencia y pobreza.

Las madres reclamarán a los países de tránsito y destino ejercer "el derecho a la verdad y a la justicia y también a la no repetición" ante los casos de sus hijos desaparecidos; en especial, critican la "omisión, negligencia, Colusión, protección, complicidad y/o aquiescencia de uniformados con grupos delincuenciales, principalmente las autoridades migratorias".

 

--

POB/PSC