Foto: Cortesía

Alumnos de la Universidad Iberoamericana Puebla realizaron una marcha y protesta pacífica en silencio desde el interior de la Institución y hasta el lugar en donde el pasado lunes Armando Estefano Alvarado Granados, de 23 años de edad, fue asesinado a balazos en la zona de comida rápida.

Con prendas blancas, los estudiantes alzaron la voz en pro de la justicia, la paz y para recordarles a las autoridades que los jóvenes estarán siempre exigiendo sus derechos.

Entre las mayores exigencias al gobierno por parte de los jóvenes se encuentran: mejora en el alumbrado público y el reforzamiento de la seguridad en la zona.

La marcha culminó con algunas velas y flores blancas como ofrenda colocadas en el espacio que quedó sin la vida de una persona.

Fotos: Cortesía Ibero

POB/AAG