Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz.

Claudia Rivera Vivanco ya gobierna la ciudad de Puebla. Desde las 00 horas del 15 de octubre, la primera mujer de izquierda comenzó su gestión bajo las reglas de una ciudad incluyente.

Este lunes, el Portal Hidalgo 14 –dirección del Palacio Municipal – recibió a sus nuevos inquilinos, quienes llegan con aspiraciones de ser la cuarta transformación de la que tanto se habló en campaña.

Desde temprano, la zona céntrica estuvo restringida. Elementos de la Policía Municipal resguardaron los accesos al zócalo de Puebla, en vísperas de la llegada de Claudia Rivera, quien arribó al Palacio a las 9 de la mañana para encabezar la primera sesión de Cabildo.


 


Adentro ya la esperaba un séquito de invitados, quienes esperaron en el patio central para escuchar el primer mensaje público como alcaldesa.

En tanto, en el salón de Cabildo los regidores provenientes de Morena, PAN y PRI aguardaban su llegada para comenzar con la primera actividad de la administración municipal.

Uno de los puntos a discutir fue la aprobación de la propuesta para diferentes cargos en el gabinete capitalino. Así, por unanimidad, se votó a favor de: Liza Elena Aceves, como secretaria del Ayuntamiento; Armando Morales Aparicio, en la Tesorería; Mario David Riveroll, en la Contraloría y María de Lourdes Rosales, al frente de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal.

Los temas central en la sesión de Cabildo fue el freno a la inseguridad, la vigilancia de los recursos públicos y la política cercana a la gente; un discurso similar al que maneja Andrés Manuel López Obrador, presidente electo y que es cercano a Rivera Vivanco.

Los nuevos regidores de Puebla también aprobaron, sin discusión, la imagen institucional, que ahora será en letras negras con tres detalles de color. Esta nueva propuesta reemplaza a la presentada hace unos días, la cual generó críticas por la “identidad” plasmada.

 


Concluida la sesión extraordinaria, en el primer cuadro del Zócalo, una banda de guerra infantil comenzó a resonar con los tambores, en señal de bienvenida a la nueva administración. Las calles fueron tomadas por artistas urbanos, quienes comenzaron con las actividades culturales programadas.

En días previos, Claudia Rivera había hecho un llamado a la ciudadanía para que acudiera este lunes a manifestarse “a favor de la pacificación de Puebla”, vestidos de blanco y portando una flor, además, para presenciar el primer mensaje que dirigiría como alcaldesa.


 

¡Hola, soy Claudia!

Pasado el mediodía, Claudia Rivera bajó las escaleras del Palacio Municipal para hablar frente a sus invitados. Ahí, en el patio central estaban reunidos diputados locales, empresarios, rectores, representantes religiosos; además de personajes de la vida política poblana.

El discurso comenzó con la austeridad republicana, uno de los ejes principales de los gobiernos morenistas: “los invito a entrar juntos al recinto, como si estuviéramos en casa. Esta es la casa del pueblo”, dijo la alcaldesa luego de ser recibida entre aplausos.

Ante unos cien invitados, Claudia Rivera recalcó que no habrá excesos en su gobierno, tampoco lujos. “El dinero gastado será en favor de los ciudadanos”, dijo.

Mientras en las paredes colgaba la nueva imagen institucional, acompañado de ¡Hola cultura!; ¡Hola participación!; ¡Hola trabajo!

“Nunca más volveremos a olvidarnos de la gente, nunca más volveremos a dejarlos solos”, acotó la morenista, quien lució un vestido blanco.

Rivera Vivando hablaba sobre dejar atrás la Puebla insegura, la Puebla pobre, la Puebla indiferente, cuando hizo una pausa y pidió a los invitados aguardar unos minutos. ¿La causa? La llegada de Miguel Barbosa y Yeidckol Polevnsky al Palacio Municipal. Entre gritos de “Barbosa gobernador”, el candidato de Juntos Haremos Historia entró al recinto donde ocupó los primeros lugares.

Luego de la pausa, Claudia Rivera continuó su mensaje e incluyó su formación universitaria y recordó la lucha que se ha emprendido desde la universidad pública de Puebla y cómo esta ha marcado la historia.

Reconoció que la inseguridad es el principal reto y será la prioridad de su gobierno para regresar la paz a los habitantes.

“La ciudad requiere cirugía mayor, hay inseguridad, delitos de alto impacto. No habrá tregua con la delincuencia ni con el crimen”.

 

 

En la parte final del mensaje, Rivera Vivanco presentó a los integrantes del gabinete, la mayoría, con estudios o trabajo de investigación realizados en la BUAP.

Los nuevos integrantes del gabinete capitalino tomaron protesta entre los ciudadanos que llegaron al zócalo para acompañar a Rivera Vivanco. En medio de la gente, juraron servir a Puebla con honor y compromiso.

Posterior a esto, la alcaldesa salió del Palacio Municipal, cruzó la calle y llegó al zócalo, donde decenas de personas la aguardaban para la toma de protesta de Mayte Rivera Vivanco, como presidenta honoraria del DIF Municipal.

Como no había pasado, en su primer evento, la alcaldesa caminó entre las personas; algunos le lanzaron flores; otros, aplaudían y otros más le querían entregar cartas con peticiones.

Claudia subió la tarima central y cantó el Himno Nacional para finalizar así el primer mensaje de su gobierno.


POB/AAG