Foto: Agencia Enfoque

Diputados de la Comisión Inspectora del Congreso local, dieron a conocer que la cuenta pública de Antonio Gali Fayad, correspondiente al ejercicio 2015, cuando el ahora gobernador se desempeñó presidente municipal de la ciudad de Puebla, fue aprobada por la pasada legislatura, omitiendo las observaciones que le hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF), con respecto a la aplicación de recursos federales por más de 100 millones de pesos.

José Juan Espinosa, presidente del organismo colegiado legislativo, señaló que se abrieron las cuentas públicas del ex edil de la ciudad de Puebla Luis Banck Serrato, y que la ASF les remitió un documento donde se indica que realizó observaciones a la cuenta pública de su antecesor, Gali Fayad, y estas no han sido solventadas, es decir están pendientes.

Las observaciones, comentó el diputado, ascienden a 105 millones de pesos, de recursos provenientes de la Federación.

José Juan señaló que en los próximos días se reunirá con el titular de la ASF, David Colmenares, para analizar la cuenta pública de Gali, además anticipó que le entregará una carpeta de información al gobierno federal, sobre la «red de negocios que se hizo» durante la administración panista 2011-2017.

«La cuenta de Gali del 2015, cuando fue presidente municipal de Puebla, se aprobó por la 59 legislatura, teniendo observaciones sin aclarar o justificar, de los recursos federales que utilizó en su Ayuntamiento por más de 100 millones de pesos y que hasta hace unos días están terminando de solventar»

Espinosa indicó que lo expuesto demuestra «la complicidad» del auditor local, David Villanueva Lomelí, quien debió supervisar la cuenta pública de Gali Fayad, actual gobernador, cuando se desempeñó como edil capitalino.

POB/PSC