Foto: Agencia Enfoque

En lo que va del año, al menos ocho personas han muerto a causa de linchamientos en Puebla. El número continúa al alza, pues en todo el territorio poblano se han presentado 27 trifulcas en las que los habitantes exponen – a golpes, con palos, piedras o armas punzocortantes – su hartazgo a la creciente delincuencia.

El último caso se registró la mañana de este jueves 18 de noviembre, en la colonia Jorge Murad, donde vecinos de la Central de Abasto lincharon a un joven de aproximadamente 25 años de edad, luego de tildarlo de ladrón. El joven, que quedó semidesnudo, tenía golpes en la cabeza y todo el cuerpo, además de heridas por arma blanca.

Además, los vecinos colgaron el cuerpo en uno de los letreros viales – a pie de la Vía Corta a Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala – y le colocaron una cartulina en la que lo califican como delincuente.

 

Hace unos días, el 7 de noviembre, una persona murió tras ser golpeada –junto con otra – por vecinos de la colonia Lomas de San Miguel. Los pobladores hicieron justicia por su propia mano, sin presencia ni castigo de las autoridades policiales.

El pasado 15 de septiembre, dos hombres fueron linchados en Chichiquila, acusados por los pobladores de violar a una mujer.

Además, en los municipios de Quimixtlán, Huequechula, Tehuacán e Izúcar de Matamoros, se presentaron linchamientos similares, donde los habitantes mataron en total a cuatro personas acusadas de ladrones.

SIN MUERTES

En Puebla se ha registrado 27 casos de intentos de linchamientos, el más reciente ocurrió el pasado 3 de noviembre en las inmediaciones del Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec (CENCH) de la ciudad de Puebla, donde padres de familia detuvieron a un hombre tras presuntamente robar un celular a una estudiante. Tras la golpiza, fue entregado a la Policía Municipal.

En Santa Clara Ocoyucan, habitantes retuvieron y trataron de linchar a un hombre que portaba uniforme de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por presuntamente extorsionar a los vecinos que no tenían medidor del servicio de energía eléctrica. El hombre fue golpeado. Sin embargo, un día después, los pobladores retuvieron por más de una hora a un comandante y dos policías ministeriales que acudieron a investigar el caso.

En Tecamachalco, el pasado 1 de noviembre, vecinos propinaron una golpiza a un hombre que fue acusado de asaltar a un taxista.

En tanto, el pasado 27 de octubre en la colonia La Pedrera de Puebla, vecinos golpearon de manera brutal a un hombre cuando fue sorprendido asaltando una casa habitación. El supuesto ladrón fue rescatado por elementos de la Policía Municipal para evitar su asesinato.

Tan solo en octubre, Puebla registró ocho casos de linchamientos, según datos periodísticos.

A NIVEL NACIONAL

El incremento en los casos de linchamiento no es exclusivo de Puebla. En todo el país el fenómeno se ha quintuplicado en tan solo cinco años, pues mientras en 2013 hubo 40 casos registrados, para 2017 se documentaron 245 casos.

Al 31 de agosto de este 2018, el conteo nacional se ubica en 162 casos, donde la mayor incidencia corresponde a los estados del centro y sur del país.

Raúl Rodríguez Guillén, profesor de Sociología en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Azcapotzalco, consideró en una entrevista para Notimex que el crecimiento de los casos de linchamiento es alarmante: “Ya nos rebasó el fenómeno de los linchamientos. Este año no ha concluido y no dudo que llegue a los 250 o más”.

El profesor de la UAM Azcapotzalco realiza un estudio de los linchamientos que terminan en muerte y las tentativas de linchamiento desde 1988. En total, ha contabilizado 1,075 casos en todo el país. Las cifras más elevadas se presentan en 2015, con 118; 2016, 146, y 2017, con 245 fenómenos.

“El linchamiento no siempre termina en muerte; gran parte de las veces es tentativa de linchamiento, pero para el caso es lo mismo, la intención de golpear y castigar es lo que cuenta en esos casos”, expuso.

El Estado de México es la zona con mayor incidencia al presentar 263 casos. En segundo lugar se ubica Puebla, con 195, y le siguen Ciudad de México, con 107; Oaxaca, con 67, y Tabasco con 32.

Ecatepec es el municipio que más linchamientos presenta a nivel nacional.

CRECE LA IMPUNIDAD

Para Rodríguez Guillén la razón por la cual se han disparado las cifras es, principalmente, por el crecimiento de la impunidad en el país: “[El crecimiento en las cifras] se debe al incremento en los niveles de impunidad que hay en robos, abuso sexual o violación, abuso policiaco, tentativa de secuestro, incidentes viales y otros delitos. Cuando son recurrentes y la gente se percata de que no están siendo castigados, es cuando actúa y generalmente lo hace de manera violenta”.

En materia de impunidad, de acuerdo con el Índice Global de Impunidad México 2018, realizado por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), la Ciudad de México presenta un nivel de impunidad medio, con 59.54 puntos, y Tabasco, un nivel alto con 69.88 puntos.

Los otros tres estados tienen niveles de impunidad muy alta, con 75.12 puntos en Oaxaca; 75.59 puntos en Puebla, y 80.06 en el Estado de México.

POB/AAG