La Comisión de Asuntos Indígenas y Desarrollo Rural del Ayuntamiento de Puebla centrará sus esfuerzos en coordinar acciones y programas municipales a las zonas con mayor marginación de la ciudad y diversificar la producción en el campo.

Durante la instalación de la Comisión, la regidora presidenta María Rosa Márquez Cabrera puntualizó que es tiempo de tomar las medidas necesarias que beneficien a los grupos que han sido olvidados.

“El mensaje de la ciudadanía es el combate a la corrupción, la impunidad y acabar con la gran brecha de desigualdad, es un eje fundamental, por ello todas las acciones y propuestas (del gobierno) están orientadas hacia eso, es el compromiso con la ciudadanía”, acotó.

En tanto, la titular de la Secretaría Municipal de Desarrollo Social, Marcela Ibarra Mateos, precisó que el tema de los pueblos originarios es prioritario para esta administración, por ende se enfocarán acciones, programas e iniciativas al reconocimiento de los pueblos indígenas.

En el acto, los regidores coincidieron en que Puebla es la cuarta ciudad más importante del país, pero también una de las más pobres, con más rezago social y comunidad indígena existente, cuya comunidad se concentra en las Juntas Auxiliares e Inspectorías.

Finalmente, la regidora del Partido Acción Nacional (PAN), Luz del Carmen Rosillo Martínez, reconoció la intención de que esta administración sea un gobierno incluyente, pues en los ejercicios democráticos debe haber unidad en lo fundamental.

--
POB/AAG