El Cabildo de Coronango aprobó por unanimidad iniciar el proceso de expropiación de tres tanques elevados y una planta de tratamiento que se encuentran en la zona de Misiones de San Francisco, pero que son operados por el vecino municipio de Cuautlancingo.

Con ello, el Ayuntamiento de Coronango deberá hacerse responsable de brindar el servicio de agua potable, así como del saneamiento del vital líquido a los habitantes de Misiones de San Francisco.

El presidente municipal, Antonio Teutli Cuautle, mencionó que existen 20 mil casas en la zona de Misiones de San Francisco, cuyas familias deberán recibir los servicios del Ayuntamiento.

“El constructor que comenzó todo este proyecto entregó una planta al Sistema Operador de Cuautlancingo y ellos en lugar de mantenerla y darle funcionamiento, la desmantelaron”, apuntó.

Durante la sesión de Cabildo también se aprobó dejar sin efecto el decreto de creación del Sistema Operador del municipio toda vez que ya no se encontraba ajustado a la realidad social y la demanda de la población de Misiones de San Francisco y posteriormente se creó el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Coronango.