‘Michael’ ya es huracán categoría 1; Quintana Roo en alerta

'Michael' se localiza a 220 kilómetros al este-noreste de Cozumel, Quintana Roo y sigue una ruta con rumbo a Florida.

Este lunes, la tormenta tropical ‘Michael’ se convirtió en huracán, categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Por ahora, ‘Michael’ se localiza a 220 kilómetros al este-noreste de Cozumel, Quintana Roo y sigue una ruta con rumbo a Florida.

Se traslada con vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora y rachas de 150 kilómetros por hora, de acuerdo con un reporte del SMN emitido a las 9:43 horas de este lunes.

Se mantiene la zona de vigilancia por efectos de tormenta tropical desde Tulum hasta Cabo Catoche, Quintana Roo.

La nubosidad de ‘Michael’ genera un potencial de tormentas intensas en Quintana Roo, así como tormentas puntuales muy fuertes en Campeche y Yucatán.

Se espera que entre los efectos que provoque esté un oleaje elevado de 2 a 3 metros de altura en las costas de Yucatán y Quintana Roo. Además de vientos con rachas de hasta 50 kilómetros por hora en costas de Campeche y la formación de trombas marinas frente a las costa norte de Quintana Roo.

El SMN recomendó a la población extremar precauciones en las zonas de los estados mencionados, por lluvias, viento y oleaje (incluyendo la navegación marítima) y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil de cada entidad.

Florida, en alerta

Rick Scott, gobernador de Florida, emitió un estado de emergencia para 26 condados a fin de que se puedan tomar medidas de precaución en sector noroccidental del estado. Ello permitirá el desembolso de recursos y el uso de 500 miembros de la Guardia Nacional.


Se prevé que ‘Michael’ –tras salir por el Canal de Yucatán– pase por el Golfo de México y se dirija hacia la parte continental de la Florida.

En Tallahassee, Florida, ya habilitaron dos zonas para que la población que necesite, pueda llevarse sacos de arena para apilarlos en caso de inundaciones.

 

 


POB/LFJ