El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió a los migrantes venezolanos regresar a su país, después de ser discriminados y perseguidos “por la xenofobia de otros países”.

“Vengan a pasar la Navidad en Venezuela. Venezuela les abre sus brazos”, afirmó al recordar que muchos de sus connacionales fueron estafados y engañados “con malicia”.

El gobierno de Venezuela puso en marcha el programa “Vuelta a la patria” para apoyar el regreso de migrantes, ofreciéndoles apoyo para el transporte, con pasajes de aviones o autobuses. Las autoridades sostienen que con el programa han regresado más de 3 mil venezolanos.

Según Naciones Unidas, unos 2.3 millones de venezolanos salieron del país en los últimos cuatro años, para huir de la crisis económica.

“En Venezuela no discriminamos ni perseguimos a nadie. Nosotros tenemos un país bello, un pueblo grande y nosotros somos los únicos que tenemos un proyecto de país”, aseveró Maduro.

Pero para otros la realidad es otra, ya que el “milagro económico” prometido por Maduro, el 20 de agosto sigue sin materializarse y el país continúa sumido en una profunda crisis con algunos indicadores recrudecidos.

POB/AAG