La minera canadiense Almaden Minerals reiniciará sus operaciones en el municipio de Ixtacamaxtitlán –ubicado en la Sierra Norte de Puebla –para el proyecto de extracción de oro y plata, en un yacimiento con reservas probadas por 65 millones de toneladas de mineral.

El proyecto, anunció la empresa en un comunicado, comenzará de manera anticipada en México durante los primeros meses de 2019, luego de concretar el desmantelamiento –y posterior traslado a tierra azteca –de la fábrica de Rock Creek en la comunidad de Nome, Alaska.

La exploración y explotación de oro y plata por parte de Almadens Minerals prevé una inversión global de 160 millones de dólares durante los próximos 14 años, señaló la transnacional.

De acuerdo con el documento, el asentamiento industrial generará cerca de 500 empleos locales permanentes y 400 temporales para la etapa de construcción.

Asimismo, se prevé la aportación económica de 248 millones de dólares en impuestos, de los cuales 55 millones de dólares se entregarán al gobierno de Puebla y 35 millones de dólares en las arcas municipales.

La empresa canadiense Almaden Minerals se estableció en la localidad de Tuligtic desde 2001, por más de un kilómetro en la zona de Ixtacamaxtitlán, donde existe “un sistema de venas amplio y robusto que atraviesa por altos grados de variedades de oro y plata”.

La empresa reportó que hasta el año pasado al menos 70 personas locales son las que trabajan en los programas de exploración y extracción, quienes “están activamente involucrados en la salud de la comunidad y proyectos de bienestar social”, como construcción de una escuela, de baños públicos, de un centro comunitario, mejoramiento de la iglesia local y de un hospital.

 

--

POB/AAG