Foto: Twitter @realDonaldTrump.

Estados Unidos abandonará un acuerdo firmado con Rusia para el control armamentista, debido a que los integrantes de la Unión Soviética lo están violentando e impiden a Washington el desarrollo de nuevas armas, advirtió el presidente de EU, Donald Trump este fin de semana.

La medida norteamericana fue apoyada por Reino Unido; el gobierno de Alemania condenó la propuesta, mientras que Rusia consideró que “sería un paso muy peligroso”.

En respuesta, el vicecanciller ruso Sergei Ryabkov alertó –a través de la agencia noticiosa Tass – que “es muy alarmante que en Washington continúen los intentos prácticamente diarios de arrancar concesiones en diversos campos mediante métodos de chantaje”, por lo que previó que no se aceptará ningún ultimátum ni chantaje.

Por su parte, el secretario de Defensa británico, Gavin Williamson, dijo que el Reino Unido respalda de manera “absolutamente resuelta” el anuncio de Trump.

En tanto, el ministro del Exterior alemán, Heiko Maas, dijo que el tratado es “un pilar importante de nuestraa arquitectura de seguridad europea” y que el anuncio de Trump “plantea preguntas difíciles para nosotros y Europa”.

El acuerdo firmado en 1987 ayuda a proteger la seguridad de Estados Unidos y sus aliados en Europa y Oriente. El documento prohíbe a Estados Unidos y a Rusia la posesión, producción y lanzamientos de prueba de misiles desde tierra con alcance de entre 482 a 5 mil 470 kilómetros.

POB/AAG