Foto: Agencia Enfoque

Emilio Baños Ardavín, rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) calificó como un «retroceso», el veto que del ejecutivo, Antonio Gali Fayad, a la nueva reforma que hizo la actual legislatura, para que sea el Congreso quien nombre al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El rector argumentó que en estos tiempos, y ante los índices de impunidad existentes, es un «paso atrás» que el fiscal designe a un encargado de despacho, dejando inhabilitada la posibilidad de que el Legislativo nombre al nuevo fiscal, a fin de que se garantice la impartición de justicia.

Baños Ardavín resaltó que debe darse la apertura para que los equilibrios y contrapesos se garanticen, y que la FGE tenga total autonomía.

También conminó a los actores en el Poder Legislativo y Ejecutivo a ser sensibles, y no hacer de este tema un «revanchismo político», que actúen con «altura de miras y que privilegien el bien común de la sociedad».

Agregó que para evitar esta situación debe lograrse totalmente la autonomía del titular de la FGE, como se pretende hacer a nivel federal.


POB/PSC