El ex director de la Policía Estatal y el ex jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), fueron condenados a cuatro años de prisión por el delito de posesión ilícita de petrolífero.

Marco Antonio Estrada López y Tomás Méndez Lozano se desempeñaban como servidores públicos en 2015, y estaban subordinados a Facundo Rosas, secretario de Seguridad Pública estatal durante la Administración de Rafael Moreno Valle.

De acuerdo con la carpeta de investigación, el pasado julio de 2015, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional detuvieron a Marco y a Tomás sobre la carretera de tercer orden Tepeaca-San Felipe Tenextepec, en el municipio de Tepeaca, donde fueron asegurados en posesión de 3,600 litros de petrolífero.

Mediante un comunicado señaló que los inculpados y lo asegurado fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, quien aportó pruebas que derivaron en el fallo condenatorio que consiste en cuatro años de prisión y 12 mil días multa.

--

POB/PSC