Una juez del Consejo de la Judicatura Federal absolvió al sargento José Isidro Gómez Hernández del delito de homicidio calificado, tras ser acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) de asesinar en mayo de 2017 a Paulino Martínez Silva, alias ‘El Pavis’ o ‘El Pavín’, en la localidad de Palmarito Tochapan, en Quecholac, Puebla.

La juez consideró que no existieron elementos suficientes para probar que el sargento actuó contra un hombre en Palmarito Tochapan, quien resultó ser familiar de Antonio Martínez Fuentes, alias “El Toñín”, líder de la banda dedicada al robo de combustible en la región.

El militar, que iba con un grupo de Fuerzas Armadas, fue emboscado el 3 de mayo de 2017 en Quecholac, zona en la que operan grupos de huachicoleros. En la revuelta fallecieron 10 personas, seis civiles y cuatro militares.

En uno de los enfrentamientos, según se aprecia en un video difundido a medios de comunicación, se observa al militar Gómez Hernández disparar a quema ropa a un civil, presuntamente después que el delincuente haya asesinado a tiros a otro militar.

Sin embargo, el 27 de junio de 2017 un juez de control en Puebla ordenó no admitir un video como prueba presentada por el Ministerio Público Federal.

Tras la decisión de la juez, el sargento dijo que se siente triste por lo que pasaron esa noche, en la que fallecieron dos de sus compañeros y que se siente listo para reintegrarse a las filas del Ejército.

"(Nosotros) vamos a donde nos mandan en apoyo a la seguridad y actuamos confirme a derecho (…) Fuimos las víctimas, después éramos los victimarios. Fuimos agredidos por personas fuertemente armados", dijo este jueves en entrevista con Radio Fórmula.

Finalmente, el sargento recuperó su libertad tras más de un año y medio de juicio y detención precautoria; además, las normas del Ejército Nacional Mexicano le permitirán reintegrarse al servicio.

 

--
POB/AAG