La relación entre Francia y Alemania tiene la obligación “de no dejar que el mundo caiga en el caos, y acompañarlo en el sendero de la paz”, recordó este fin de semana el presidente francés Emmanuel Macrón, tras una reunión con la Canciller alemana, Angela Merkel.

Durante el encuentro ambos jefes de gobierno charlaron sobre cómo dar solución, en conjunto, a los problemas de Europa, como: migración, financieros, defensa de territorio y batallas contra empresas de tecnología.

Macron afirmó que Europa debe asumir una mayor responsabilidad en su propia defensa y seguridad, y no conformarse con un papel secundario en el escenario mundial.

Por su parte, Angela Merkel –quien recientemente anunció que no volverá a competir en el cargo – respaldó la idea del francés para crear un Ejército Europeo, con lo que podrían dejar de depender de Estados Unidos en su defensa.

En su discurso ante el Bundestag, el mandatario francés indicó que la fortaleza europea reside en “la unidad” y “la soberanía” frente al desafío que plantea “el nacionalismo sin memoria” y “el fanatismo”.

Macron consideró que puede que “Europa no sea ejemplar en todo”, pero ha sido capaz de superar “el narcisismo de las pequeñas diferencias” y que ahora más que nunca es necesario cooperar.

“Esta nueva fase puede dar miedo, porque tendremos que compartir y cooperar en política exterior, migración, desarrollo y compartir cada vez más en nuestros presupuestos, en la fiscalidad y en una política de defensa común”, sostuvo.

 


POB/AAG