La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) concedió el perdón a cinco personas por su probable responsabilidad en la comisión de delitos contra el ambiente, a quienes se les impuso la reparación de daño a través de reforestaciones en territorio poblano.

Para la reparación del daño, se aprobó la reforestación de 3 mil árboles, con su respectivo seguimiento; la donación de 300 árboles al municipio de Zacatlán; la donación de semillas a la Profepa; y el saneamiento del Río Santa Elena, ubicado en San Salvador El Verde.

En audiencias celebradas dentro del Sistema Penal Acusatorio, los imputados solicitaron la suspensión condicional de proceso, por lo que el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, autorizó las suspensiones, y los planes de reparación propuestos.

Las personas seguían un proceso por el acopio y transporte ilegal de madera, cambio de uso de suelo sin autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), tala de árboles y por descarga ilícita de agua residual.

De acuerdo con un comunicado, los procesos fueron suspendidos por períodos que van desde los 6 a los 18 meses, plazos en los que habrá de cumplirse con las condiciones autorizadas por la autoridad judicial.

--
POB/AAG