Conoce a las primeras mujeres musulmanes en el Congreso de EU

Las nuevas representantes del Partido Demócrata integran el movimiento progresista Justice Democrats.

Las demócratas Ilhan Omar y Rashida Tlaib se convirtieron en las primeras mujeres musulmanes en ganar una elección al Congreso de Representantes en Estados Unidos.

Ambas forman parte de un grupo superior de 100 candidatos con afinidad al Islam que participaron activamente en los comicios de medio término en la Unión Americana, pero solo ellas dos lograron un escaño.

Las nuevas representantes del Partido Demócrata integran el movimiento progresista Justice Democrats, cuyas propuestas se centran en incrementar el salario mínimo a 15 dólares, aplicar Medicare para todos los habitantes de Norteamérica y la abolición del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

RASHIDA TLAIB

MCN 2013 Gala Judson 2865

Rashida Tlaib, de 41 años de edad, es de origen palestino y representará a su distrito en Michigan.

Ella es hija de inmigrantes palestinos. Es la mayor de 14 hermanos y se crió en el estado de Detroit. Cuando llegó a la escuela fue matriculada sin saber inglés. Desde entonces su lucha en Estados Unidos ha sido larga.

Esta no es la primera vez que Tlaib hace historia: en 2008 fue la primera legisladora musulmana de su Estado. La abogada integra el ala más progresista del Partido Demócrata y su triunfo en las primarias se interpretó como un azote al ‘establishment’.

ILHAN OMAR

Ilhan Omar - Twin Cities Pride Parade 2018

Mientras que Ilhan Omar, de 33 años, es de origen somalí, y ganó la curul del distrito 13 en Minnesota. Ya en 2016 fue legisladora.

Omar promueve la sanidad universal, la abolición de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), la gratuidad de la matrícula en las universidades y el aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora. La zona por la que se presenta, que incluye Minneapolis -donde vive una gran comunidad de somalíes-, no ha sido representada por un republicano desde 1962.

La musulmana demócrata de 33 años huyó junto a su familia de la guerra de Somalia, vivió cuatro años en un campo de refugiados en Kenia y llegó a Estados Unidos a los 12 años de edad.


POB/AAG