La delegación en Puebla de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reportó un total de 60 quejas en lo que va del año contra empresas gestoras de crédito, pues han defraudado a cientos de personas por un monto global de 15 millones de pesos.

Armando Valerdi Rojas afirmó que la delegación cuenta con 50 expedientes abiertos por casos en que las personas son engañadas, a través de contratos confusos, para la gestión de créditos hipotecarios y automotrices, principalmente. Incluso, dijo, los últimos meses del año se presentan más casos de fraude, debido a la necesidad de los ciudadanos en obtener dinero para las compras de Navidad y Fin de Año.

La Profeco reportó en 2014 un total de 1,046 quejas a nivel nacional contra los servicios de gestoría de créditos. Sin embargo, para 2015 la cifra aumentó a 1,606 casos.

De acuerdo con la Profeco en la mayoría de los casos requieren el pago de hasta el 6 por ciento del total del crédito por “apertura de contrato”, “seguro de vida” o “la primera mensualidad del préstamo” aplicando pagos por conceptos de (i) honorarios iniciales: para realizar un proyecto que refleje tu capacidad de pago y (ii) honorarios por gestión: para iniciar el proceso ante la institución financiera.

Por ello, estas son las recomendaciones para no caer en los engaños que pongan en riesgo tus finanzas:

– El firmar el contrato con estas empresas no te garantiza que te den el préstamo, pero si te obliga a liquidar los pagos establecidos en el contrato.
– Si por alguna razón te atrasaste con tu mensualidad, la empresa dará por entendido que ya no requieres sus servicios y como consecuencia no podrás recuperar las aportaciones realizadas.
– Si la institución financiera te otorga el crédito deberás pagar una “comisión por éxito” sobre el monto otorgado.
– Si cancelas de manera anticipada el contrato o incumples alguna cláusula serás acreedor a una pena, por lo que estarás obligado a pagar cierto porcentaje de dinero. Además tendrás que cubrir el saldo de los pagos pendientes y los gastos generados por penalización y honorarios.
– El proveedor puede difundir y compartir tu información personal con otras instituciones financieras y a ti se te obliga a no revelar ningún tipo de información sobre la gestión del crédito.


POB/AAG