Foto: Pablo Spencer

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) publicó un documento con el que busca contribuir a la desarticulación de mitos y prejuicios sobre las personas migrantes, que las definen como peligrosas, pandilleras, invasoras o delincuentes, y también aquellos basados en afirmaciones como: “la migración no es problema de México”, “primero hay que ayudar a los mexicanos”, “nos quitarán los empleos” y otros.

Ante el arribo de miles de personas de Centroamérica, quienes conformaron la Caravana Migrante, y se encuentran en la Ciudad de México, el Conapred señaló que un 53 por ciento de la población mexicana opina que se debe dar refugio a estos individuos.

 “Si dejamos que entren, llegarán más”.

Con respecto a este comentario, el documento indica que en comparación con la población mundial, el número total de migrantes internacionales y personas refugiadas y asiladas de cualquier tipo se ha mantenido relativamente estable desde la década de los 60 del siglo pasado y es aproximadamente de un 3 por ciento.

“Nos quitarán los empleos”.

Conapred señala que la llegada de migrantes no implica una competencia por los puestos de trabajo con la población nativa, y asegura que las migraciones tienden a incrementar la productividad y competitividad.

“Son delincuentes”.

Con respecto a este comentario, se indica que es un calificativo que se repite en discursos xenófobos y racistas en Estados Unidos sobre los mexicanos y “tampoco es cierto”, ya que calificar a migrantes como criminales es culparos de tratar de ejercer su derecho a existir, ya que huyen de sus lugares de origen, debido a que en muchos casos es su única alternativa.

POB/PSC