Foto: Secretaría de Cultura

Cuatro cráneos esgrafiados, deformados y policromados, procedentes de la Casa del Mendrugo de Puebla, serán exhibidos en el Museo de Arte Popular en la Ciudad de México hasta el 25 de noviembre por primera vez.

En 2011, la Casa del Mendrugo recibió en donación una colección de 250 piezas entre las que se encontraban los 10 cráneos humanos deformados y tallados, además de huesos largos, caracoles gigantes y vasos también tallados, así como jambas, dinteles de piedra, piezas de cerámica y otros objetos, todos procedentes de Oaxaca.

Foto: Secretaría de Cultura

Muchas de las imágenes que están esgrafiadas en los cráneos, que además presentan restos de rojo cinabrio, se encuentran en los códices Nuttall y Laúd.

El dictamen de antropología forense que se ha realizado a los 10 cráneos ha develado que se trata de nueve hombres y una mujer, personas de alto rango social, jóvenes, ya que sólo dos rebasan los 40 años de edad.

Foto: Secretaría de Cultura

Un total de ocho de los 10 cráneos presentan una ligera deformación intencional, práctica propia de la etapa final del desarrollo mesoamericano, por lo que estas piezas datan de entre los años 1000 y 1100 d.C., es decir, del periodo postclásico.

Lo que sí se sabe hasta el momento es que los cráneos fueron tallados con instrumentos finos de obsidiana y recubiertos con cinabrio para resaltar los trazos y que son piezas dignas de cualquier museo y de importancia vital para la historia prehispánica de nuestro país.

De los 10 cráneos que resguarda la Casa del Mendrugo, el Museo de Arte Popular presentará a lo largo de un mes las piezas que han sido denominadas por las escenas representadas en sus tallas: El señor que se marcha, El señor del maíz, La señora del ave y El señor de mano firme.

Foto: Secretaría de Cultura

POB/PSC