Este 23 de noviembre, se conmemora el natalicio del pintor mexicano José Clemente Orozco, quién nació en Zapotlán el Grande (después Ciudad Guzmán) Jalisco en el año de 1983, y murió el 7 de septiembre de 1949 en la Ciudad de México.

Clemente Orozco es reconocido como uno de los grandes muralistas de México, y dejó plasmadas sus obras en edificios emblemáticos de la Ciudad de México y Guadalajara. También viajó por Estados Unidos para realizar diversas obras en distintas ciudades.

Imagen: Wikimedia

Su familia vivía en la Ciudad de México, cerca de una imprenta donde se hacían los grabados de José Guadalupe Posadas, camino a su casa se detenía a mirar el trabajo del autor de La Catrina. Este hecho marcaría su vida, y cuanto tuvo la edad suficiente, ingresó a estudiar artes plásticas en la Academia de Bellas Artes de San Carlos, por la noche tomaba clases de dibujo.

Estuvo casado con Margarita Valadares y tuvo tres hijos con ella. Hizo su primera exposición individual en la Ciudad de México en 1916 y viajó por Estados Unidos pintando carteles y murales.

Imagen: Wikimedia

En 1922 se unió a los muralistas Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, en el sindicato de pintores y escultores.

Realizó una pintura mural en el palacio de Bellas Artes, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el Hospicio Cabañas, la Cámara Legislativa y la Universidad de Guadalajara.

Imagen: Wikimedia

Sus últimas obras son pinturas de caballete, pintó a algunas celebridades, también integró la comisión de Pintura Mural del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y recibió el Premio Nacional de Bellas Artes.

Fue sepultado en la rotonda de las personas ilustres en la Ciudad de México.

--

POB/PSC