Foto: BUAP

Ante la presencia de animales que representan un potencial riesgo para la población en Puebla, la BUAP puso en marcha el Centro Antivenenos, en el Área de Urgencias del Hospital Universitario de Puebla (HUP), un nuevo espacio con la colaboración de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB), para ofrecer tratamientos contra picaduras y mordeduras de fauna ponzoñosa.

Al inaugurarlo, en compañía del director de esa facultad, Salvador Galicia Isasmendi, del jefe del Servicio de Urgencias del HUP, Eduardo Abraham Quintero Sotomayor, a quienes reconoció su trabajo en la concreción de este proyecto, así como del titular de la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria, Christian Steger, el rector Esparza Ortiz explicó que son dos los aspectos que hicieron posible la creación del centro. Por un lado, los docentes de la FCB expertos en el reconocimiento de insectos y reptiles, y de los efectos de sus venenos. Por otro, contar con venenos antiarácnidos, antialacranes y antiviperinos.

Con estas condiciones se elaboraron fichas informativas de los animales ponzoñosos más comunes en la zona, especificando el cuadro clínico que presentan los pacientes, los primeros auxilios que se les debe brindar y una serie de recomendaciones generales. También se generó un directorio telefónico de los médicos y profesores de la facultad, para comunicarse en caso de necesitar su apoyo.

A su vez, el médico Quintero Sotomayor comentó que la BUAP entendió la necesidad de tratar de forma inmediata las lesiones provocadas por especies nocivas, principalmente serpientes, alacranes y arañas, que son considerados un problema de salud pública, tanto en las áreas rurales, como en las grandes concentraciones de población.

--

POB/PSC