Foto: Pablo Spencer

"No vamos a permitir que vengan [los migrantes centroamericanos] a transgredir la ley en el estado [de Puebla]”, amagó el gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, durante la jornada de recepción de la Caravana Migrante que cruza la entidad para dirigirse a Ciudad de México y posteriormente, a Estados Unidos.

A través de un comunicado, el gobierno de Puebla afirmó que si los migrantes cuentan con antecedentes penales, serán regresados a sus lugares de origen, con apoyo de las autoridades del Instituto Nacional de Migración.

“Por eso está Derechos Humanos atrás de nosotros, viendo estas situaciones y si hubiera migrantes en situación con antecedentes penales, lo que hace migración federal y por parte del estado, sería regresarlos”, se lee en el documento de rigor.

Asimismo, se informó que el gobierno estatal dispuso de un gabinete especial, formado por personal de la Secretaría General de Gobierno, del Instituto Poblano del Migrante, la Secretaría de Salud, el DIF Estatal, la Secretaría de Seguridad Pública, Protección Civil, entre otras dependencias, para cubrir las necesidades de los migrantes y revisar su situación legal.

Hasta el momento, las autoridades estatales contabilizaron 1,193 personas instaladas en los albergues habilitados en la Parroquia de la Asunción, San Juan de los Lagos y el Polideportivo Xonaca.

--
POB/AAG