Puebla mantiene el liderazgo como la entidad con más robo de combustible, a través tomas clandestinas clausuradas por Petróleos Mexicanos (Pemex). De enero a agosto de este año, se han contabilizado 1,521 violaciones a los ductos de gasolina y gas LP en territorio poblano, actividad identificada popularmente como huachicol.

De acuerdo con el reporte mensual, emitido por la paraestatal, en Hidalgo se han reportado 1,256 tomas clandestinas en el mismo periodo de tiempo; en Guanajuato se contabilizaron 1,188; mientras que Veracruz y Jalisco, alcanzaron 1,095 y 1,063 tomas clandestinas, respectivamente.

En todo el país, Pemex reportó 10 mil 101 casos de robo de combustible del 1 de enero al 31 de agosto de 2018. Las cifras correspondientes a los meses de septiembre y octubre aún no están disponibles en la página de internet.

La paraestatal precisó que hasta el momento siete entidades del país no han registrado incidentes de seguridad y violaciones a los ductos de gasolina y gas LP. Los estados con cero casos por robo son: Zacatecas, Quintana Roo, Nayarit, Guerrero, Colima, Campeche, y Baja California.

En tanto, San Luis Potosí contabilizó apenas un caso de robo de combustible; mientras que Yucatán y Aguascalientes refirieron de dos casos cada uno.

Los datos de Pemex incluyen información sobre los ductos de terceros, operados y mantenidos por la paraestatal.

Finalmente, Pemex puso a disposición los medios de contacto para reportar casos de asistencia urgente, con personal calificado las 24 horas del día todo el año, a fin de atender las tomas clandestinas de combustibles. Las denuncias son anónimas: correo electrónico: [email protected] y al teléfono: 01800 228 9660.

Las cifras del huachicol en México, de enero a agosto de 2018. Foto: Pemex

 

POB/AAG