Marko Cortés, candidato a la presidencia del Partido Acción Nacional (PAN), cerró su campaña en Puebla junto a 1,500 simpatizantes, pero en ausencia de los principales liderazgos estatales como el gobernador José Antonio Gali Fayad y la gobernadora electa, Martha Erika Alonso.

No obstante, quienes sí llegaron a la cita –en el Centro Mexicano Libanés –fueron los panistas Humberto Aguilar Coronado, Juan Pablo Piña y Rafael Micalco Méndez, quienes además colaboran como coordinadores de campaña General, Regional y Estatal, respectivamente.

Junto a Marko Cortés también apareció el senador y exgobernador Rafael Moreno Valle, quien se sumó hace varias semanas a su campaña después de haber declinado como aspirante a la candidatura por la Secretaría General del PAN en fórmula con Héctor Larios.

En su arenga, Marko Cortés señaló que el reto del PAN en 2021 es quitarle la mayoría a Andrés Manuel López Obrador en la Cámara de Diputados y Senadores, tal como ocurrió en las elecciones de Estados Unidos donde Donald Trump perdió el control en la Cámara de Representantes.

En un comunicado, Marko Cortés expresó: “Nuestro reto va a ser a nivel nacional quitarle la mayoría en Cámara de Diputados y por lo tanto, que sea Acción Nacional quien crezca en el número de legisladores”.

Asimismo, el candidato a la presidencia nacional del PAN afirmó que “en este momento histórico lo que se requiere es tener un solo PAN, un PAN que le haga frente al populismo”, en clara referencia al anuncio realizado por el expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa sobre formar un nuevo instituto político para dar cabida a los liderazgos reprimidos al interior del albiazul.

 

--
POB/AAG